• Proyectos iniciados, gastos realizados o facturas, con fecha anterior a la fecha de la visita de no inicio de inversiones.
  • Proyectos en fases que no permitan el funcionamiento de la actividad económica.
  • Inversiones en apartamentos turísticos, viviendas de uso turístico, terrenos de acampada, estancos, farmacias y gasolineras.
  • Bienes muebles con una vida útil inferior a 5 años, materiales fungibles y menaje del hogar.
  • La compra de terrenos, inmuebles, vehículos, equipos y bienes de segunda mano.
  • Cualquier gasto relacionado con productos financieros, y las inversiones financiadas con el leasing y el renting.
  • Otros gastos de licencias, patentes, permisos, impuestos, etc.